Tómate un té contigo: acuérdate de recordar.

MANGATA

“el camino de luz que deja la luna al reflejarse en el agua”.

Feliz de haber tomado decisiones aunque llegara a sentir que nunca sería capaz de construir una nueva versión de mí.
Feliz de haber sabido decir que sí y que no.
Feliz de haberme permitido conocer la oscuridad.

Feliz de haber viajado.
Feliz de haber ido a contracorriente y hacer la mía sin escuchar a nadie.
Feliz de haberme equivocado y haber sabido encontrar las piezas que faltaban para levantarme y dirigir mi energía hacia lo que de verdad quería.

Feliz de sentir que siempre hay nuevas oportunidades en la vida.
Feliz de saber que todo llega en el momento perfecto (y seguir confiando en ello).
Feliz de vibrar con nuevas ilusiones y proyectos.
Feliz de haber entendido lo importante que es mantener tu “casita interior” limpia y pura.

Sin objetivos.
Sin expectativas.
Sin metas.

Fluyendo y amando. Siempre desde el sentir.
Porque sino, no sería quién soy hoy.

Y con esta red de ideas que he ido viviendo y experimentado con el paso de los años, hoy quiero presentaros a alguien muy especial para mí. Un ser lleno de sabiduría que nos nutrirá de palabras sabias y permanecerá siempre en el anonimato.
¿Por qué no desvelo su rostro y su nombre? Porqué a veces, en lo sencillo… está lo más real, lo más puro y lo más sincero. A veces no hace falta nada más que cerrar los ojos y dejar que alguien te guíe con herramientas que te serán útiles en la vida.

Él es Mangata, o como le describiría yo, un alma llena de conocimiento con mucho carácter, que sabe respetar el silencio y canalizar cualquier tipo de energía que le rodea. Con su entrada en la Shala Online a través de meditaciones y reflexiones de autoconcimiento, quiero que llegue a todos vuestros corazones como lo ha hecho conmigo.

En su primera reflexión de bienvenida en la Shala Online, empieza hablando sobre el valor que tiene sentir las emociones y sentir lo que nos hace vivir.

Una meditación para recordarte que debes encontrar un momento para parar y agradecer por sentir la vida.

Nos han enseñado que lo más importante, es el poder de los pensamientos, pero se nos ha olvidado (y de ahí el “acordarnos de recordar), que por mucho que pensemos las cosas, si no las sentimos, no vamos a encontrar sensación de plenitud interior.

Con esta meditación, Mangata nos invita a sentarnos con nosotros mismos para que seamos conscientes de lo que tenemos delante, a alejar las preocupaciones sobre el hecho de proyectarnos en otras personas y a ordenar emociones removidas por la intensidad del momento que estamos viviendo ahora mismo.

¿Te paras a SENTIR lo que realmente sucede en tu interior?
Siéntete en ti, cierra los ojos y respira profundamente.

Claudia Arias
Claudia Arias

Cuando dejamos que la vida nos guíe, la magia aparece, y nada me hace más feliz que poder seguir compartiendo esto con vosotros.

descubre más
Blog de yoga

entradas relacionadas

"Conecta con tu lado más profundo y déjate sentir"